Anuncio-EHC-ok


Leer Más…

Posteado por: elhogarcristiano | 26 julio 2013

Contemplando Tu Gloria!

admiradoxp

Al borde de tu Presencia, con sencillez me quiero sentar. Delante de Ti, en tus alturas. Para contemplar tu grandeza maravillado, impresionado y absorto por la amplitud de tus horizontes infinitos,  sobrecogido por la altitud y profundidad vertiginosa de tu paisaje en calma, por lo hermoso de tus avenidas, por lo cristalino de tus aguas, por tu luz que brilla clara, limpia y cegadora bañando toda mi alma.

Aquí sentado, contigo, quiero detener el tiempo para contemplarte, descansar y esperar en Ti. Para reconocerte en todos mis caminos, para someter a Ti cada uno de mis pensamientos, para escuchar tu voz y recibir Tu dirección; mientras el soplo dulce, fresco, alentador y ungido de tu Espíritu Santo acaricia las  mejillas de mi alma y me eleva a ese nivel de fe que mueve montañas.

Oh Señor!, ¡cuán Grande y Hermoso eres!. Dios Todopoderoso, Infinito y Precioso, Dios de lo imposible, Fuerte y Grande por encima de todos. Eres único. Como Tú no hay ningún otro. Rey del Universo y al mismo tiempo mi Padre eterno, mi Consejero, mi Refugio secreto y mi Ayudador. El que vela por mí y Aquél que ama mi alma. ¿A quién temeré, o de quién me esconderé si Tú estás conmigo?. En medio de qué circunstancias habría yo de esconderme o atemorizarme, si Tú has prometido cuidar de mí y estar conmigo todos los días hasta el fin del mundo!.

Solo Tú eres Dios que perdonas, restauras, salvas y me envías a bendecir esta tierra con ese Amor único y desbordante que lleva tu nombre y tu Sello. Ese Amor con el que has conquistado y ganado este corazón mío que formaste con tus manos. Bendito seas y Bendito sea tu Santo nombre. Maravillado estoy por tu grandeza!.

Aquí, en Tu Presencia, quiero reverenciarte y reconocer Señor, como Tú estás pendiente y te interesas por mí, por cada detalle de lo que ocurre en mi vida. Por ínfimo que sea, a Ti te importa. Porque tu felicidad Señor, es ver mi corazón rendido en tus manos, entrando en tu reposo, palpitando con el carácter de Cristo y disfrutando de tu Presencia y en tu Presencia, por la eternidad.

Padre, cada día que pasa te amo más!. Cada día que pasa te admiro más!. Y aprecio mejor, cuán Grande, Excelso, Fuerte e Infinito eres Tú y cuán diminuto soy yo delante de Ti.

Gracias por preparar con esmero y detalle cada día para mí. Y por cada una de esas obras maravillosas que vienen de tu mano para que camine en ellas, y que me dejan ver cuanto me quieres, al tiempo que me permiten contemplar tu Gloria!.

Tu hijo, Juan-Carlos

http://elhogarcristiano.org

Posteado por: elhogarcristiano | 20 julio 2013

YO ESTOY CONTIGO, SOLAMENTE CREE

ImagenDesde mi cruz a tu soledad te envío estas palabras hoy.A ti, que tantas veces me miraste sin verme

y me oíste sin escucharme.

A ti, que tantas veces prometiste

seguirme de cerca

y sin saber por qué, a menudo te olvidas de que estoy a tu lado

y te distancias de mí.

A ti, que no siempre sabes lo que vales para mí,

que me buscas sin hallarme

y que a veces no encuentras la fe para creerme.

A ti, que a veces piensas que estoy muy lejos

y ocupado con muchas cosas,

que solo soy historia, un recuerdo

y no comprendes que estoy vivo

y que sigo pendiente y atento

todo lo que sucede en tu vida.

Yo soy el principio y el fin,

Yo soy la luz del mundo,

Yo soy el pan de vida,

Yo soy el Buen Pastor,

Yo soy la roca eterna,

Yo soy la rosa de Sarón,

Yo soy el agua que sacia para vida eterna,

Yo soy el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo,

Yo Soy tu Sanador, tu Proveedor,

Yo Soy el camino para no desviarte,

la verdad para que no te equivoques

y la vida eterna para que no mueras jamás.

Mi tema preferido es el amor,

porque Yo Soy el verdadero Amor,

ese Amor ágape que lo da todo a cambio de nada.

Mi amor por tí fue mi mayor razón

para despojarme de mi majestad,

humillarme a la estatura de un hombre

para vivir dando cumplimiento a la ley

y morir en tu lugar,

para que estés a mi lado para siempre.

Yo fui libre hasta el fin,

pero tuve un ideal claro

y lo defendí con mi sangre para salvarte.

El gozo puesto delante de mí, fue tu restauración

tu sanidad y tu salvación a través de mi sacrificio en la cruz.

Siendo hijo del Rey del Universo,

vine como el hijo de un carpintero.

Siendo Dios no vine para ser servido, sino para servir.

Soy sensible a la amistad

y hace tiempo que espero

que me regales la tuya.

Nadie como yo conoce tu alma,

tus pensamientos, tu proceder,

y sé muy bien lo que vales.

¿Acaso no ves el precio de tu salvación

esculpido en mis manos?.

Sé que quizás tu vida

te parezca pobre a los ojos del mundo,

pero Yo sé que tienes mucho para dar,

y puse dentro de tu corazón dones, talentos

y tesoros escondidos que solo podrás ver

cuando camines por fe.

No te lamentes más de lo que perdiste,

no intentes poner remiendos al vestido viejo,

cuando he preparado nuevos odres para tí.

Yo deshago como nube tus rebeliones y como niebla tus pecados.

Vuélvete a mí hoy. Solamente cree.

Porque he aquí yo hago algo nuevo, pronto saldrá a luz.

No te lamentes de lo que se comió la oruga

de lo que se llevó el saltón y destruyó el revoltón.

No te lamentes, sino haz fiesta, y levanta tu cabeza

porque tu Redentor vive.

Yo vengo pronto y quiero que comiences a disfrutar de la Victoria

que Yo he ganado para tí y que vivirás por la eternidad.

Te enseñaré a ver la realidad de tu vida desde otra perspectiva.

Conocerás y entenderás como lo veo yo.

Sólo búscame y escúchame.

Ensancha el sitio de tu corazón para tus hermanos

y entonces me harás un lugar a mi.

Te conozco desde antes que tus ojos vieran la luz,

¿no ves que te formé con mis propias manos?.

Si supieras cuánto hace que estoy llamando a la puerta de tu corazón

y aún no recibo la respuesta que espero.

Una entrega total, eso es lo que quiero.

Que seques tus lágrimas, dejes a un lado la tristeza, la duda, la queja y la amargura

y empieces a ver mi Luz, mi Presencia y mi Poder, que hago nuevas todas las cosas!.

¿No te das cuenta de que Yo Soy Jesús, el camino, la verdad y la vida?.

Yo soy un Dios celoso, y me duele la incredulidad.

Me entristece que a veces me ignores

como mi pueblo, que no me reconoció como el Mesías

aún estando con ellos,

o que te laves las manos y me condenes como Pilatos,

o que estés afanada y turbada con las cosas de este mundo como Marta,

que me niegues como Pedro,

o que no dudes como Tomás

y que otras tantas veces me traiciones como Judas. Dichosos los que creen sin ver.

Y hoy, te pido que te arrepientas en tanto que hay oportunidad

y la puerta está abierta, porque vendrá día en que esa puerta se cerrará.

Vuelve tus ojos y tu corazón a mí por la eternidad.

Usa de paciencia para que entiendas

que yo sigo trabajando con tu vida, que no me he olvidado de tí.

¡Y cómo habría de hacerlo, si por tí lo di todo, hasta la última gota de mi sangre, cargando con tu culpa, borrando tus pecados, llevando tus enfermedades y dolores, sanando tus heridas.  Por ti, por tu restauración eterna entregué mi vida!.

Y te sigo dando forma

como barro entre mis manos.

Pero solo si tu me dejas

podré darte, no lo que tú quieres,

sino lo que de verdad necesitas.

Aún lo que hoy te atormenta y no entiendes,

ya no te preocupará más,

cuando conozcas y comprendas mi gran Amor por tí.

Te haré ver y entender la necesidad de los que te rodean.

Ocúpate en escuchar y atender a los demás,

usa de responsabilidad y cariño para con tus hijos, se tolerante con tus padres y tus ancianos, comprensiva con todos tus hermanos en la carne y en Cristo,

compasiva con el que sufre,

y servicial para con todos.

Quisiera que dejes atrás todo pensamiento egoísta, orgulloso, rebelde, disconforme, pesimista y de soledad,

pues Yo estoy contigo como prometí.

El que está en Cristo nueva criatura es,

las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas. Me pediste perdón y te lo concedí. Y ahora, que sabes que ya te he perdonado, no hay quien te acuse,

y quien lo haría, si ya he derrotado al devorador!.

Deseo que descanses en mi, que tu vida recobre el sentido, el gozo, la alegría, la paz y la bendición, cada día.

En la mañana cuando despiertes, dame tu primer pensamiento, dedícame los primeros minutos del nuevo día, porque quiero bendecirte con mi maná. No solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Entiende que tu vida también pasa por estaciones, que no siempre es primavera y verano, sino que hay temporadas de otoño de caída de las hojas, tempestuosas y duras, y también inviernos fríos, crudos, interminables y oscuros.

Cada vez que decaigas y desmayes, búscame y me encontrarás;

cada vez que te sientas abatida,

háblame, cuéntame lo que te preocupa.

Cada vez que creas que no sirves para nada

no te deprimas. Para nada creas que eres poca cosa. Pues tú eres esa joya valiosa por quien yo vine al mundo y pagué el rescate, poniendo mi vida.

No te olvides de la sencillez.

Búscame y alégrate en mi Presencia

como una niña. Cántame un cántico nuevo, salta y sonríe en el jardín de mi Presencia. Me gusta tanto verte así.

Recuerda que yo me serví de un pollino

para entrar en Jerusalén

y que necesito de tu pequeñez

para hacer mi obra en el corazón de tu prójimo. si no fuereis como niños…

Entra en el lugar secreto y estemos a cuentas. Entra en mi comunión y te daré mi corazón para que tus peticiones sean lo que hay en mi corazón.

Cada vez que te sientas sola en el camino,

háblame. No olvides que estoy contigo.

No te canses de pedirme

que yo no me cansaré de darte conforme a mi voluntad. No te canses de dar testimonio de mí. Yo te confesaré delante los ángeles y de mi Padre que está en los cielos. No te canses de seguirme que yo no me cansaré de acompañarte, Lo he prometido. Nunca te dejaré sola. Me tienes a tu lado.

Yo peleo por tí la batalla de cada día.

Yo Soy, el que camina contigo. Y estoy aquí para ayudarte.

Estoy aquí para sanarte, para consolarte y animarte.

Estoy aquí para salvarte y que cada día tengas en mi, PAZ.

Te quiero mucho,

tu Señor, Maestro y Amigo:

JESÚS

Posteado por: elhogarcristiano | 6 junio 2013

EL HOGAR CRISTIANO EN ALCALÁ DE HENARES. VISÍTANOS!!

EL HOGAR CRISTIANO EN ALCALÁ DE HENARES. VISÍTANOS!!

Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

La historia de Barbara Woolworth Hutton

Esta historia real encierra una enseñanza tremenda para todo ser humano:

010-barbara-hutton

Heredó una inmensa fortuna: 70 M$. Pensó que con tanto dinero conseguiría todo para ser feliz.  Se quedó huérfana de madre a los 5 años de edad. Su padre nunca se interesó por ella. La crió y educó su abuelo materno, el magnate financiero americano Frederick Woolworth.

Cuando Bárbara Hutton heredó tantos millones se creyó dueña del mundo. Se casó siete veces, y cada marido le quitó una millonada. Sus maridos fueron: el Conde Kurt von Haugwitz-Hardenberg-Reventlow, el actor Cary Grant, el Príncipe Alexis Mdivani, el Príncipe Igor Trubetzkoy, el diplomático y dandy Porfirio Rubirosa, embajador de Santo-Domingo, el Barón Gottfried von Cramm, y el Príncipe Pierre Raymond Doan.

Cuando murió a los 66 años en la habitación del hotel de Los Ángeles, sola, vieja, abandonada y pobre, nadie estuvo a su lado, ni siquiera para cerrarle los ojos.  Tenía dinero para comprarlo todo, buscó ser amada, buscó la felicidad. Tuvo 7 maridos, pero murió sin haber encontrado el amor. De su inmensa fortuna, al morir apenas quedaban tres mil dólares en el banco y algunas joyas en su caja fuerte. La llamaron «la pobre niña rica». Pues fue tan pobre que solo tuvo dinero.

El amor es algo que no se compra ni se vende por nada en este mundo; ese amor que se vende y se compra no es amor. El que pretende dar amor a cambio de algo es un engañador y un seductor. El amor es un sentimiento espontáneo que brota del corazón como la flor silvestre en el campo. Es un acto altruista, una acción,si se quiere, irrazonable, un regalo sin compromisos, un don de Dios.

Dos escolares conversaban entre sí. Uno de ellos dijo: —Tengo un amigo que me ama y quiero preguntarle por qué me ama.  —No seas tonto —le respondió el otro—. Podrás saber por qué te odian, pero nunca por qué te aman.

De esta manera, inmerecidamente, sólo por gracia, es que Dios nos ama. Y el amor de Dios no se compra. No se gana mediante esfuerzo y sacrificios. No se recibe con lágrimas y ruegos. No nos viene por ser buenos. El amor de Dios es sublime, espontáneo, y se da a manos llenas a todo el mundo.

La tan famosa y adinerada Bárbara Hutton, supuestamente lo tenía todo, pero tenía un velo sobre el corazón que le impidió ver la verdad, el camino y la vida. ¿Cuál fue la causa de su inestabilidad?, por quién sufrió?, qué lucha interior tenía? o qué complejo de inferioridad?, qué le hizo cometer tantos errores?. En lugar de confiar en Cristo, confió en sus riquezas. Se apoyó en su propia prudencia, en lugar de apoyarse en Dios. Puso sus ojos en las circunstancias que le rodeaban, en lugar de mirar a Dios. Trató de comprar el amor cuando ya tenía, gratis, como el oxígeno que respiramos, el inmenso amor de Dios. Si hubiera experimentado ese amor divino, no habría sido necesario que hiciera el esfuerzo que hizo, ni que gastara el dinero que gastó, sólo para conseguir sentirse amada. Se pasó toda una vida luchando por conseguir algo que ya tenía, como lo tiene todo el mundo, como lo tenemos cada uno de nosotros, el amor de Dios que ama sin condición ni precio.

Recibamos el amor infinito de Dios. Digámosle con el alma: «Te necesito, Señor.» En el instante en que pongamos nuestros ojos en Jesús y nos apropiemos de su bendita Gracia, dejaremos de ser engañados por quienes nos ofrecen, de forma interesada, un amor fingido, hecho de cartón piedra y hojarasca.

  • El amor del mundo tiene un precio, siendo efímero cuesta conseguirlo, pero no vale nada, te hace verdaderamente esclavo.
  • El amor de Dios se recibe por fe. Es gratuito pero su valor es infinito, incalculable. Te hace verdaderamente libre y es para siempre, eterno como Dios.
Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

Aprendiendo a ver lo invisible 7

Vamos a ver el caso del profeta Elías. En 1 Reyes 18 (Elías y los profetas de Baal). Leer 1ª Re19:1-4

  • Después de enfrentar una gran prueba contra los sacerdotes de Baal, Elías acabó exhausto, sin fuerzas. Fue una gran victoria, pero enseguida vino el desánimo. También a tí te puede suceder. En ocasiones,  después de “darlo todo”, puede que acabes totalmente cansado y desanimado.
  • Fíjate en Elías. Dios lo usó en el monte Carmelo. Elías construye un altar, ora y Dios responde con fuego desde el cielo y acaba degollando a los 400 sacerdotes de Baal en el arroyo de Cisón. Y sin embargo, se desploma su ánimo y huye. ¿Qué le hizo huir?. ¿Dónde puso sus ojos?. ¿Qué fue lo que vió?. V3: el peligro!, las amenazas de Jezabel. No miró a Dios, miró las circunstancias. Se miró a si mismo, tuvo miedo y huyó. ¿Has pasado por ahí alguna vez?.
  • En el momento en que su atención que estaba puesta en Dios la desvió para mirar al enemigo, se vio desbordado. Entonces el Señor le volvió a hablar, aunque esta vez no lo hizo de forma espectacular, sino con “un silbo apacible y delicado” (v.12). ¿Qué fue lo que le hizo recuperarse a Elías?.  Dios le lleva a un lugar apartado para que descansara y pasara tiempo con Él. Cuando la nación volvió a ver a Elías después de este episodio, éste ya se había fortalecido espiritualmente.
  • Respóndete a esta pregunta: ¿Tienes miedo?, ¿quieres huir, escapar como Elías?. Si es así, entonces, revisa bien, porque lo más probable es que hayas desviado tu mirada del rostro de Dios. Para recobrarte, necesitas tiempo a solas con Dios. Cuando Él te llame para que te apartes a descansar, ¡hazlo!. Necesitamos cuidar de nosotros mismos. Y esta es la forma más eficaz. 
  • Aquél que sabe cuál es el propósito de Dios para su vida y está empeñado, trabajando en ello, alimentándose y alimentando a otros espiritualmente, no tiene tiempo para otras cosas. No tiene tiempo para murmurar, para quejarse, para desviar la mirada de Dios, para vicios, para críticas o burlas. Sabe lo que tiene que hacer, porque sabe adónde va y lo que su Señor demanda de él!. Confía en Dios, no en lo que ven sus ojos o lo que perciben sus sentidos naturales. Se deja guiar por el Espíritu de Dios. Aprovecha bien el tiempo!.
  • Vic Pentz dice: “No hay mayor fracaso que el éxito sin Dios.”  Hay dos peligros que le siguen a todo triunfo:
    • Primero, pasar demasiado tiempo escuchando los elogios del mundo.
    • Segundo, dar por hecho que tienes todo lo necesario para triunfar en tus propias fuerzas.
    • Si haces una de esas dos cosas, te desconectas de Dios, la fuente de vida, gozo, alegría, fortaleza y de paz. Salmo 27:1 David dijo: “El Señor es la fortaleza de mi vida, ¿de quién he de atemorizarme?” Esto sólo puedes decirlo (vivirlo) si tu fe está cimentada en Dios.
  • Y Dios hizo por Eliseo una cosa más.1 Re 19:19-21 Dios llama a Eliseo para que asistiera a Elías. Todos necesitamos ayuda, apoyo y Dios provee hermanos para hacerlo posible. Eliseo fue provisión de Dios para Elías. Y Dios también puede enviar a la persona adecuada para ayudarte a ti. Él sabe lo que necesitas para volver a levantarte y seguir adelante. Confía en Él.

Este es el plan y el propósito de Dios, que nos edifiquemos en amor, que dejemos de mirarnos a nosotros mismos para mirarle y escucharle a Él, que tiene un mandato para nosotros hacia los que nos rodean. Así estaremos edificando nuestra vida y edificando la iglesia.

Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

Aprendiendo a ver lo invisible 6

Para poder aprender a ver lo invisible, ya hemos hablado que necesitamos sacar agua del pozo y beberla. El pozo es la Biblia, el agua la Palabra de Dios. Estamos aludiendo por tanto a escudriñar la Escritura y aplicarla a nuestra vida (beberla). Hoy daremos un paso más en aquello que es la perfecta voluntad de Dios para nosotros, está en el corazón de Dios y forma parte de su  plan de crecimiento para nosotros, como hijos de Dios:

Bebiendo la Palabra para dar de beber a otros. O “alimentándonos y fortaleciéndonos en la Palabra para dar de comer a otros”. Es decir, Dios se nos da luz y revelación para poder edificar también a otros.

Como cristianos tenemos mucho por descubrir, por conquistar y avanzar. Pero, ¿en qué dirección?.

  • Cuando en una familia ocurre una catástrofe y queda como superviviente sola la madre, de no encontrar motivación, se muere. Pero si le queda solo un hijo, luchará por él. (Poner las esperanzas en aquello que podemos perder. Si mi vida gira en torno a lo que puedo perder à moriré).
  • Necesito entender que Dios quiere que me alimente y me haga fuerte en Él para ayudar a otros. El cristiano es un río, no un estanque. “Yo os haré pescadores de hh”.
  • Si tu encuentro diario con Dios es espontáneo, apasionante, distinto cada día, rico, expectante y como una aventura. No faltarás a tu cita. Pero si es monótono y aburrido, te costará orar. ¿Cuál es la diferencia?. La fe. La actitud con la que te acercas a Dios.
  • Si aún no has descubierto que Dios es la fuente de alegría y de gozo, andarás triste por la vida. Si aún no has descubierto que Dios es la fuente de tu paz, andarás ansioso y preocupado, dándote golpes de pecho.
  • Pero también necesitas enfocar tu vida de oración hacia los demás, intercediendo, rogando al Padre por la necesidad de los que te rodean. Esto te hará fuerte.
  • Igual que necesitas preparar una reunión o presentación con un cliente, necesitas preparar tu día, cada mañana, delante de Dios. Verás las cosas muy distintas.
  • Cuando vienes a Dios, ¿Vienes con prisa?, vienes como un niño malcriado, buscando lo tuyo?, (Señor respóndeme ya!), con quejas?, o con gozo y alabanza?. (Prepárate para llenarte, sumergirte, divertirte, deleitarte en Él). Dios se mueve cuando ve fe, sencillez y humildad en el corazón!.
  • Si como cristiano, aún no has descubierto que Dios quiere levantarte y usarte para dar de comer a otros, no harás nada para prepararte. ¿Sabías que el discipulado forma parte del plan de Dios para ti?. Y si lo sabes, ¿está avanzando algo en esa dirección?. 2 Tim 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. Y este es el principio del Discipulado: Prepararte como obrero aprobado para formar a otros!.
  • DISCIPLINA: En la vida hay muchas cosas que no nos gustan, pero no tenemos más remedio que hacerlas. A nadie le gustan las obligaciones. Tener que madrugar para ir al trabajo y que haya discordia, discusiones, problemas, etc… Hay órdenes del jefe que no nos gustan. Pero tenemos que obedecer. Nos autoimponemos una disciplina, porque es imprescindible para alcanzar un objetivo (que nos paguen un sueldo). Y si nos descuidamos, nos dan un toque o nos podemos quedar sin empleo.
  • Esta disciplina también es necesaria en la vida espiritual, pues de forma natural tendemos a la LEY DEL MINIMO ESFUERZO, a gastar la mínima energía y a hacer sólo lo que nos reporta satisfacción o placer. El hedonismo ha calado en la sociedad de hoy. Exalta al hombre a la altura de Dios. Es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer como objetivo o razón de ser de la vida, y la supresión del dolor (obligaciones, esfuerzo, o sacrificio). Por tanto, solo hago lo que me apetece (esté moralmente bien o no).
  • Sin embargo, los cristianos hemos puesto a Dios en el centro. P. ej: La iglesia, es una Teocracia (Dios gobierna), y no una Democracia (el pueblo gobierna).

Enfoca tu preparación y estudio de la Palabra en ayudar a los demás .Y deja que Dios se encargue de lo tuyo. Búscale primeramente a Él, llénate de Él y entonces, compártelo con los demás.

Dios nos llama a levantar la vista de nosotros mismo, mirarle a Él y mirar la necesidad de los que nos rodean:

  • Ayudando a los demás, nos ayudamos a nosotros mismos. Buena terapia.
  • Poniéndonos en movimiento conseguimos cosas. Lo más difícil es el primer paso. FE. De forma natural el h. tiende a la pasividad. Fortalecidos por el Señor, tenemos que salir de ahí.
Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

Aprendiendo a ver lo invisible 5

 Aquél que conoce a Dios, tiene la capacidad de ver lo invisible. Pero conocer a Dios no es una experiencia puntual, sino un proceso. 

La resiliencia es la propiedad de los materiales de recuperar su forma y sus propiedades, después de someterlos a unas condiciones externas severas (presión, temperatura, esfuerzos de torsión, etc), durante un período de tiempo más o menos prolongado. Esto también aplica al ser humano. En psicología moderna, la resiliencia es la capacidad de las personas para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas o incluso resultar fortalecido por éstos. 2 Cor 4:16-18 “16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”  En los cristianos, las pruebas afinan nuestro carácter y nos acercan más a Dios. Veámoslo de forma práctica:

  • Conocer a Dios es conocer la verdad. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Jn 8:31-32 “31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”Adán conocía a Dios.
  • La fuente de su valor era Dios. ¿Te has preguntado alguna vez cuál es la verdadera fuente de tu valor?. Cuando construimos nuestro valor sobre cosas que nos pueden quitar (prestigio personal, nombre, fama, familia, propiedades, trabajo, dinero…), cometemos un grave error. Hace solo unos días, Amaia Egaña de Baracaldo (Bilbao) se lanzó al vacío quitándose la vida cuando venían a embargarle el piso. Y ya van tres personas que han hecho lo mismo. Cuando la fuente de nuestro valor no es Dios, el hombre pierde todo el sentido de vivir, porque nuestra vida se queda sin el único fundamento firme que es Cristo.
  • Conocer la verdad nos hace libres. Jn 17:15-17No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. La Palabra de Dios es la verdad. Josué 1:8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.
  • Conocer a Dios es valorar lo que Dios valora, como Él lo valora. La Palabra de Dios nos enseña que Dios estableció mi valor al enviar a su hijo Jesucristo a morir por mi y resucitar al tercer día. Ese es mi valor, el valor incalculable que Dios estableció y que nadie más puede pagar. Por tanto, cuando encontramos nuestro verdadero valor en Dios ya no cabe la duda, ni las emociones negativas. Sino que permites que la verdad de la Palabra de Dios dirija y controle tu vida. Ya no son las opiniones de otros, ni la tuya, es la verdad de Dios!. Pero ¿cómo aplicaré esto si no conozco la Palabra de Dios?. Tengo que ir a la fuente, sacar del pozo y beber.

La raíz del problema de muchos, incluso cristianos, es que creen antes las fábulas que a la verdad. Deciden escuchar y creer las medias verdades y mentiras completas que su carne, el mundo (su entorno. Familia, Amigos, Compañeros) o el diablo les hacen creer, en lugar de creer la Palabra de Dios. Por ejemplo: Decía el pastor David Childers. No sentirse amado es pecado (porque en lugar de creer la verdad, has decidido creer una mentira). La verdad es que “Porque de tal manera amó Dios al mundo…”. Otro ejemplo: Sentirse solo, también es pecado. Porque la verdad de Jesús dice: Yo estaré con vosotros todos los días..”.

Si conoces la verdad (Palabra de Dios), en lugar de creerte toda mentira o media verdad, podrás reemplazarla con la verdad de la Palabra de Dios, y cada pensamiento o emoción negativa, sustituirla por el Fruto del Espíritu.

Sin embargo, las personas hmos aprendido a valorar y tomar valor al revés de lo que Dios lo hace.

  • Nosotros le damos valor a lo que hacemos o a lo que tenemos. Pero Dios valora lo que SOMOS.
  • Si perdemos la capacidad de hacer y toda propiedad o bienes, ¿Cuál es nuestro valor, a los ojos del mundo, de la gente que nos importa, de nosotros mismos?. ¿Y de Dios?.
  • Para el mundo no valemos nada
  • Pero Dios nos sigue valorando y amando IGUAL.
  • ¿Qué has decidido creer?. Esto determinará el resultado de tus decisiones y de tus acciones. Amaia decidió conforme a lo que creía. La fuente de valor en su vida no estaba centrada en Dios, por eso estimó que su vida no valía nada sin aquél piso. Pero tú para Dios, eres un tesoro de incalculable valor, aunque no tengas nada!!. Deja que Dios quite el velo de tu corazón, que ilumine tus ojos espirituales y empieces a valorar y ver tu vida como Él lave.

Los hijos de Dios somos guiados por el Espíritu de Dios y por eso, podemos ver lo que nuestros ojos naturales no ven.

Nuestro espíritu en manos del Espíritu Santo es como el sistema ILS de los aviones, que les permite a los pilotos aterrizar aún en las circunstancias climatológicas más adversas.

 Tito 1:15 “Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.”

Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

Aprendiendo a ver lo invisible 4

Cuando dirijo la alabanza o voy a orar cierro los ojos, pero no lo hago como algo místico, sino para no distraerme, es decir, para poderme concentrar mejor en la Presencia de Dios. Lo sentidos naturales nos distraen de la Presencia de Dios. Al principio, en el huerto del Edén, aunque tenían los ojos abiertos, los sentidos naturales no dominaban a Adán y Eva. Lo que dominaba su vida eran los ojos del corazón. Estaban tan confiados en Dios y solo tenían ojos para Él. El problema vino, cuando dejaron de mirar a Dios, para mirarse a sí mismos. Como Pedro al salir de la barca, cuando Jesús le llamó a caminar con Él sobre las aguas.

El hombre natural se apoya en sus cinco sentidos, es sensorial. Se mueve y toma decisiones según la información que recibe por sus sentidos. Pero la Biblia nos enseña que todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios. La capacidad del hombre sensorial está limitada. El alcance del hombre espiritual es ilimitado. 1 Cor 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”. Las cosas espirituales deben discernirse espiritualmente.

¿Cómo está todo a tu alrededor?. ¿Con qué ojos lo miras, o lo valoras?.

  • Tito 1:15 “Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” Tus hechos responden la pregunta.
  •  Juan 20:14 – María Magdalena conoció personalmente a Jesús según la carne. Pero sus sentidos no le reconocieron una vez resucitado. Le confundió con el jardinero. Solo le reconoce al pronunciar su nombre. Significativo q Jesús dice que no le toque.
  •  Lc 24:13 y ss -  Los discípulos de Emaús pertenecían al círculo más íntimo de Jesís, anduvieron con Jesús, eran discípulos de confianza, muy próximos. Pero no reconocieron a Jesús a simple vista. Sus ojos fueron abiertos (Lc 24:31) cuando Jesús partió el pan. Seguidamente Jesús les pide que le toquen y come.
  • Hay gente que dice: “Si yo hubiera conocido a Jesús personalmente, no tendría dudas”. ERROR!!.  Mt 28:16-17 “Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban”. Por tanto, el conocimiento sensorial no es suficiente.
  • La familia de Jesús le conocía tanto en la carne que les era difícil reconocer en Él al Cristo. De hecho su hermano Santiago no creyó en Él hasta después de su resurrección, cuando se le presentó vivo  (1ª Cor 15:7).

Decíamos  que lo máximo a lo que un hombre puede aspirar es a disfrutar de la vida eterna al lado de Dios. Pero.. ¿qué es la vida eterna?: Jn 17:3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. La vida eterna es CONOCER A DIOS.

  • Jer 9:23-24 “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová”.  ENTENDER (del hebreo SAKÁL) que significa conocer intelectualmente o teóricamente. Y CONOCER (Heb. YADÁ) q significa conocer empíricamente, por experiencia. De manera que aquí Dios busca que le conozcamos no solo intelectualmente sino de forma práctica.
  • La Palabra de Dios es un manantial de vida (decíamos el domingo que es un pozo). Escudriñar la Escritura decíamos que es sacar agua del pozo. Solo el que tiene sed se acerca a beber. Pero solo sacia nuestra sed cuando la bebemos, es decir, cuando la aplicamos a nuestra vida.

¿Crees que conoces a Dios?. ¿Estás satisfecho con tu conocimiento de Él?.

Posteado por: elhogarcristiano | 7 diciembre 2012

Aprendiendo a ver lo invisible 3

Sin revelación no hay conocimiento de la verdad: Salmo 119:18 “Abre mis ojos, para que contemple las maravillas de tu enseñanza”.

El apóstol Pablo, orando por los Efesios, dijo (Ef 1:17-18): “Para que…el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis…”. La palabra “entendimiento” usada aquí es “corazón” en griego (kardia). Esto significa que la verdad es revelada a los ojos del “corazón”. Este texto, además, confirma, quizás como ningún otro, la necesidad de la revelación. Así es, aunque el “corazón” tiene ojos, estos necesitan ser alumbrados para ver. Y es el Espíritu de Dios, espíritu de sabiduría y de revelación quien nos provee la luz necesaria.

  • 2 Cor 3:16 “Pero cuando se conviertan al Señor el velo se quitará” Las palabras de Jesús quitaron el velo del corazón de la samaritana al revelar su condición y ella bebió del agua de la vida y lo anunció a muchos. Zaqueo jefe de los publicanos y un hombre muy rico, se subió a un árbol sicómoro para ver a Jesús y al recibirle en su casa, el velo fue quitado de su corazón y pudo decir: “la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado”.
  • El apóstol Pedro, fue testigo presencial de la transfiguración de Cristo (en aquél monte, Jesús se mostró en Su Gloria, tal y como Él era antes de venir a la tierra). 2 Pedro 1: 16-21 “16 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad. 17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia. 18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.  19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo
  • ¿Tienes sed de la Palabra de Dios?. Podemos comparar la interpretación de la Palabra de Dios a “extraer el agua de un pozo”: Una persona puede tener cerca un pozo de agua fresca, pero solo acudirá a él cuando esté sedienta de verdad.
  • Del mismo modo, la aplicación de la palabra de Dios la podemos comparar a “beber el agua del pozo”: Beber agua nos hidrata y refresca, es vital para nuestro organismo. En sentido espiritual es, creer y aplicar la Palabra de Dios en nuestra vida. Es vivir conforme a lo que ella nos dicta, para experimentar una nueva vida.
  • Si la Palabra de Dios no produce un cambio, una transformación en tu vida, el conocimiento puede que esté llegando a tu mente pero la verdad aún no ha tocado tu corazón.

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.