Posteado por: elhogarcristiano | 20 octubre 2009

LAS MANOS DE DIOS SE EXTIENDEN HACIA TÍ HOY

- bebeangelCONFÍA TU VIDA EN LAS MANOS DE DIOS

        Una niña de seis años hizo un dibujo para su papá y se lo mostró con el rostro radiante. En la parte superior de la hoja había pintado una persona y en la parte inferior había otra; ambas estaban unidas por largas líneas.

       El padre miró pensativo el dibujo, pero no lo entendió. La decepción de la pequeña fue notoria, pero pacientemente explicó a su padre: –Papá, el que he pintado arriba es nuestro amado Dios y abajo estoy yo. –¿Y esas largas líneas, que son?, preguntó el padre. –Son los brazos de Dios, respondió la niña. –Pero los brazos son demasiado largos; no corresponden en proporción al tamaño del cuerpo, dijo el papá. La niña miró a su progenitor inquisitivamente y dijo: –¿Acaso no llegan los brazos de Dios hasta mí?

       Ésta es la pregunta. ¿Existen esas manos que se extienden hacia nuestra vida? En Isaías 59:1 leemos: “He aquí que no se ha acortado la mano del Señor para salvar”. Nuestro Dios, el único y todopoderoso creador de todo lo que existe, no se ha apartado ni desentendido de este mundo, tampoco me ha entregado a un ciego destino.

       Dios extendió sus manos hacia nosotros, mediante su Hijo Jesucristo, quien dejó su gloria y majestad celestial para hacerse hombre, vivir como siervo y morir en una cruz por nosotros, seres pecadores. Ahora debemos preguntarnos: –¿Queremos confiar en esas manos?. El Señor Jesús quiere darnos perdón, paz, amor, salvación y seguridad de vida eterna. Sus manos son bastante fuertes como para sostenerte en las crisis de la vida. ¿Deseas confiar en él con fe, en el día de hoy?

       Jesús es el buen pastor que dejó las 99 ovejas para buscar a la perniquebrada, la que se había perdido (Lucas 15:3-7). Él dijo: “Mis ovejas oyen mi voz… Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10:27-29).

Jesús dijo también: “El que en mi cree, tiene vida eterna” Y para que esas palabras puedan ser una realidad en nuestras vidas, la palabra de Dios, la Biblia, nos enseña que debemos venir a Dios arrepentidos, con el propósito firme de cambiar, reconociendo todo lo negativo y malo que hay en nuestra vida, entendiendo que nuestros malos pensamientos, palabras y comportamiento, han herido el corazón de Dios. Entonces, reconoce esas manos de Dios extendidas hacia ti para abrazarte y ábrele de par en par tu corazón.

Como dice en la epístola a los Romanos 10:9-10 “que si confesares con tus labios que Jesús es el Señor y creyeres en tu corazón que Él le levantó de los muertos serás salvo; 10Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”. Confiesa ahora con tus labios y cree de todo tu corazón en Cristo, el Mesías, el cordero de Dios, que puso voluntariamente su vida en aquella cruz para pagar el precio de tu salvación.

Juan 10:11-16  “11Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 12Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 13Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. 14Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, 15así como el Padre me conoce, y  yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. 16También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”.

Haz un pacto con Dios hoy. Recibe a Cristo como tu Señor y Salvador en el día de hoy. Esta será la mejor decisión que hayas tomado en tu vida, la bendición y la paz de Dios reposará sobre tu vida desde ese momento. No lo dejes para mañana, recíbele en este momento, con unas sencillas palabras que broten con sinceridad de lo más profundo de tu corazón.

Y cuando lo hagas, déjanoslo saber para que podamos orar por ti y pedirle a Dios por tu vida, para que el Señor te sane, te levante y te haga la persona que Él siempre ha querido que seas: “alguien muy valioso, una joya, brillando en las manos de Dios”

            Que Dios te bendiga!


Responses

  1. k hermozo es todo lo de dios me gusta mucho

  2. Me llego Demasiado; esta reflexión y la palabra de Nuestro Padre x medio de la persona q publico tal contenido… Reconozco que sin Dios nada soy y q el es todo para mi que si no fuera por lo q Jesús hizo en la Cruz x nosotros; estuviéramos perdidos y sin dirección pero siempre hay momento en lo q Dios nos habla y nos Dice yo soy tu Pastor y Nada t faltara y yo lo creo q así sera..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: