Posteado por: elhogarcristiano | 29 junio 2010

¿Tienes una decisión importante que tomar y no sabes qué hacer?

¿Tienes una decisión importante que tomar y no sabes qué hacer?

“…El mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:17).

  1. 1. No inviertas tu vida en algo que no tiene futuro
  2. Jesús habló de la mujer de Lot como un ejemplo que no debemos imitar. Lucas 17:32. Lot pudo sacar a su mujer de la ciudad de Sodoma, pero no pudo sacar a Sodoma de dentro de ella. Cuando ella pensó en todo lo que estaba dejando atrás, se volvió a mirar y se convirtió en una estatua sin vida. Cuando Dios dice que es tiempo de moverse, ¡no lo dudes!. No llegues a ser como ésos que caminaron una vez con Él, dieron buen testimonio cristiano en sus trabajos, brillaron como lumbreras en sus comunidades, pero ahora se han dejado distraer y tomando malas decisions, ahora están fríos e indiferentes.
  1. 2. No te precipites. Piensa bien las consecuencias que tendrá tu decision.
  2. Proverbios 3:5-8 “5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinion; teme a Jehová, y apártate del mal; 8 porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos.”

La mujer de Lot salió físicamente de Sodoma pero su mente y su corazón todavía estaba allí. No podía avanzar porque no quería sino volver allí. Muchas personas viven anclados en el pasado, sin vivir el hoy. Si la mujer de Lot hubiera avanzado sin mirar atrás, habría estado allí después para proteger a sus hijas. Pero no estaba y ellas fueron víctimas de abuso e incesto. Antes de perder a tus hijos, envenenar tu matrimonio y hacer que tu vida se destruya por culpa de tu negativa a romper con el pasado, “recuerda a la mujer de Lot”.

3. Antes de decidir, busca hacer la voluntad de Dios Todo lo que hacemos tiene sus consecuencias. A la hora de tomar decisiones importantes, seamos sabios y prudentes, consultemos a Dios sobre Su voluntad para nosotros. Ora, ayuna y dale oportunidad a Dios para que te responda. Dedica tiempo a hablar con Él de todo lo que te preocupa. Él te responderá. Quizás no sea lo que quieres oír o recibir, pero Él sabe lo que es mejor para tí.

Jesús es el Mesías, el hijo de Dios, Él es el Camino, la Verdad y la Vida. En Él habita corporalmente la plenitud de la deidad. Él vino para transformar y salvar vidas. Dios tiene un plan para ese proceso de transformación de nuestras vidas. Algunos árboles tienen que ser podados, y eso duele. Estructuras de creencias y religiosidad deben ser derribadas en nuestra vida, y eso supone dejar supersticiones, falsas creencias y plataformas de aparente estabilidad, a los que estábamos abrazados como si fueran un salvavidas. Es cierto que en ocasiones Dios permite pruebas y nos hace pasar por el fuego, pero forma parte de nuestro proceso de formación y maduración. El águila arroja al vacío a sus polluelos cuando llega el tiempo para que aprendan a volar. Si no lo hiciera así, jamás aprenderían a volar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: