Posteado por: elhogarcristiano | 26 diciembre 2011

LA NAVIDAD NOS HABLA HOY

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MENSAJE DE NAVIDAD – 25 Diciembre 2011

LA NAVIDAD NOS HABLA HOY

— La Navidad, nos habla del final de un año. Un año en que hicimos planes y propósitos. Muchas cosas pueden suceder en un año. Podemos tener un hijo, hacer muchos viajes, acabar la carrera universitaria, experimentar una gran pérdida, sufrir un accidente, sanar de una grave enfermedad, cambiar de casa, cambiar de trabajo, ganar un amigo,…

— El poeta sevillano Gustavo Adolfo Becquer haciendo referencia a la brevedad de la vida, dijo: “Al brillar un relámpago nacemos, y aún dura su fulgor cuando morimos. ¡Tan corto es el vivir!.” Bequer murió a los 34 años.

— La cantautora chilena Violeta Parra, considerada por muchos como la fundadora de la música popular chilena, y autora de la famosa canción “Gracias a la vida que me ha dado tanto”, que es todo un himno a la vida, acabó con la suya, a los 49 años el 5 febrero 1967, siendo famosa y después de numerosas giras por todo el mundo. ¡Qué contradicción!.

— Tratando de describir la vida y sus dificultades, el escritor uruguayo Constancio Vigil dijo: “El año tiene 365 angustias, el día 24 desencantos y la hora 60 inquietudes”. Pero el apóstol Pablo, después de su encuentro con Cristo y conversión, escribiría: “Estamos atribulados pero no angustiados. En pruebas pero no amargados”.

— La Navidad es tiempo de hacer balance y comprobar qué hemos logrado. Cuando piensas en qué has conseguido, ¿qué viene a tu mente?… ¿Cuántos amigos ganaste en este año?. ¿A cuantas personas tendiste la mano?. ¿A cuántos abriste tu corazón?. ¿Con cuántos heridos por la vida te sentaste para escuchar y atender?. ¿Crees que lograste los objetivos que te habías propuesto al principio de este año?.

— Jesús dijo: “Haced tesoro allí arriba en los cielos”. ¿Sabes qué es lo realmente importante?: No tanto lo que has hecho en este año, sino en lo que te has convertido. No lo que fuiste capaz de hacer, sino QUIEN ERES. No te preguntes “¿qué he hecho?”, pregúntate: “¿Quién soy?”. Sólo Dios nos da verdadera IDENTIDAD. Sólo Dios es capaz de sacar de lo mejor que hay en nosotros. El mejor “YO” de todos los posibles, es aquél que camina con Dios, que busca cada día Su rostro en oración, aquél que se somete a Su voluntad y la acepta sin replicar, el que es capaz de hacer a un lado todo lo demás, lo urgente y lo importante, para postrarse delante de Él y escuhar Su voz. Aquél que ha aprendido lo imprescindible de pasar tiempo con el Dios Creador del Universo, el que nos formó con Sus manos, para dejar que Él ajuste las piezas de nuestra alma, y ponga orden en nuestros pensamientos y en nuestros sentimientos. ¡Cuánto bien nos hace descansar de todas nuestras obras para descansar en Él, para deleitarnos en Él y gozarnos con Él.

— ¿Has sufrido pérdida este año?. ¿Perdiste algún familiar querido?. ¿Perdiste algo muy valioso para ti?. Déjame decirte que si has perdido algo este año para ganarle a Él, entonces, eso no fue pérdida sino ganancia!. Piensa con sinceridad, por un momento, si en este año te has acercado más en tu relación con Dios. Si ya has conseguido aprender a depender más de Él y menos de ti. Piensa si en este año has conseguido por fin, subir a diario por la escalera celestial y has elevado a Dios tu alma en oración. Piensa cuántos buenos ratos has disfrutado en Su lugar santísimo, abriéndole tu corazón y dejándole que Él te consuele y sane tus heridas. Si aún no lo has conseguido, te invito a que tomes una decisión hoy. Dios tiene un sueño para la humanidad y quiere que tú formes parte activa de ese sueño. Dios hizo un “casting”, y de todos los posibles que Él podía hacer creado, Dios te eligió a ti, para darte la vida, a fin de que lleves a cabo el plan y la obra que Él te ha encomendado. Dios cuenta contigo!. Por tanto, deja a un lado los impedimentos y lo que te distrae y acércate a Cristo, como Él se ha acercado a ti.

— La Navidad nos habla de Luz en medio de las tinieblas. Es tierno recordar el nacimiento del bebé Jesús. Pero no perdamos de vista su significado. “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. Según las Escrituras, Él vino a su pueblo, el pueblo judío, pero fue rechazado por ellos. La luz del mundo, Cristo Jesús, vino, no como todos lo esperaban, sino con la sencillez y humildad de aquél niño de Belén. Y dice la Biblia que: “A todos los que le recibieron, a los que creen en Su Nombre les ha dado el poder de ser hechos hijos de Dios”.  Si tú le recibes hoy, la luz de Cristo vendrá a ti y serás una nueva criatura. Las cosas viejas habrán pasado y todas serán hechas nuevas. Habrás pasado de muerte a vida, de las tinieblas a Su Luz admirable.

— La Navidad nos habla de Esperanza. Esperanza para un mundo sin valores. Esperanza para nuestra sociedad en crisis por la ambición y el egoísmo de unos pocos. Esperanza para ti que estás lleno de temores y miedos. Me habla de confianza en medio del desierto. Frente a las condiciones más adversas de la vida, la Navidad me habla de Paz.

— La Navidad nos habla de Sanidad, de Restauración y de Vida. De reconciliación y de amistad, en lugar de relaciones rotas. De perdón y de oraciones contestadas. Dios dice: “Clama a mí y Yo te responderé”. Porque cada vez que tú elevas una oración a Dios, te aseguro que esa oración es escuchada por Él, pero sin miedo a equivocarme, puedo decirte también que esa oración es respondida por Él, aunque no puedas verlo ahora o no entiendas la respuesta. Dios es fiel!.

— La Navidad nos habla de un Amor tierno y dulce como no hay otro, frente al hielo de los corazones altivos y orgullosos. Nos habla de una obra sobrenatural, de la obediencia en medio de los padecimientos y de la fidelidad hasta la muerte. Y el mejor ejemplo es Cristo. Sabiendo que “a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan para bien”.

— La Navidad nos habla de que la iglesia es una idea de Dios, y que se ha de parecer más a una verdadera familia, a una casa llena de corazones agradecidos y confiados, y a un hospital donde las vidas son restauradas y cambiadas, que a una casa fría y llena de oro y misterio. La iglesia no son catedrales ni edificios suntuosos. No son ritos, ni dogmas, ni obligaciones o cargas iventadas o impuestas por los hombres. La iglesia de Dios son corazones, personas rendidas en obediencia a Cristo. Un verdadero hogar donde encontrarás calor, refugio y sanidad para tus heridas emocionales y del alma. Quizás has sido golpeado por algunos que se llaman “iglesia”, pero no lo son. Hay sanidad para ti.  Sólo tienes que acercarte con sinceridad a Dios. Te aseguro que Él te tomará de la mano, te acercará y te llevará a esos que son su verdadera familia y te presentará Su iglesia, para que siendo restaurado, tomes tu lugar y disfrutes también de Él.

— La Navidad nos habla de Libertad, Salvación y Vida eterna. De cadenas rotas, de corazones transformados, de sendas que antes estaban torcidas y la mano de Dios ha enderezado. Nos habla del Plan de Dios, de las calles de oro celestiales, en lugar de caminos estrechos y pedregales escarpados de esta tierra. La Navidad nos habla de una canción nueva, de gozo y de risa, en lugar de dolor, enfermedad y llanto.

— La Navidad nos habla de la victoria de Cristo sobre la muerte, de milagros, como la resurrección de Lázaro o como la transformación del corazón del apóstol Pablo, en otro tiempo fariseo y defensor a ultranza y espada contra los cristianos. Si le abres la puerta de tu corazón, te aseguro, Cristo cambiará también tu corazón.

— La Navidad nos habla de nacimiento. Cada segundo nacen 5 personas y mueren dos. En este año 2011 la población mundial pasará el umbral de los 7.000 millones de personas. Cuando uno nace, le ponen un nombre, lo inscriben en un libro y esa persona responderá toda su vida por ese nombre. Cuando se nace de nuevo, ese nacer del agua y del Espíritu que enseñó Jesús a Nicodemo, se nos pone un nombre que sólo Dios conoce, se nos inscribe en el Libro de la Vida y por ese nombre responderemos delante del tribunal de Cristo, cuando partamos de este mundo a su Presencia, en esa vida después de la vida. En esta noche de Navidad, con plena confianza y con toda sinceridad, dile a Jesús como dijo Saulo de Tarso en su encuentro con Cristo en el camino de Damasco: ¿Señor qué quieres que haga?.

— La Navidad nos habla de buenas noticias, de bendición. El nacimiento de un hijo es una bendición para el hogar. Hay parejas que están buscando ser padres con verdadero anhelo y aún no lo han conseguido. Aquí en la congregación ya hemos orado por varios matrimonios y el Señor ha respondido. Han llegado los bebés, otras ya que daron embarazadas y esperan pronto ser mamás. ¡Qué ilusión!. ¿Acaso no dijo Dios: “Clama a mí y yo te responderé”?. ¿Has clamado ya a Él?. ¿Qué estás dispuesta a darle a Dios por la bendición de un hijo?, ¿tu propia vida?, ¿la vida de tu hijo, como nos cuenta la Biblia que hizo Ana?. Ciertamente, todo lo que entregamos a Dios, Él nos lo devuelve multiplicado. ¿Has presentado ya tus hijos a Dios?, ¿los has consagrado a Él, como hicieron María y José con Jesús?…

— La Navidad nos habla de ser padres, de preparar el hogar para llegada del bebé. Los matrimonios que van a ser padres, con mucho tiempo, preparan la casa y el ajuar para recibir al nuevo bebé. Pero a Jesús no le esperaba nadie. No hubo preparativos. En aquella noche fría, la Luz del mundo venía a esta tierra, pero  José y María no encontraron habitación en ninguna posada y terminaron en un humilde establo. ¿Qué lugar le vas a dar a Dios?, ¿el establo de tu vida o la posada entera de tu corazón?. ¿Si de verdad, le dejas entrar, el pondrá en orden todas las habitaciones de tu vida?.

— Oremos para que parafraseando a Constancio Vigil podamos decir: “ El año tiene 365 bendiciones, el día 24 oportunidades y la hora 60 acciones de gracias”.

— Si con sinceridad le dices SI a Cristo, entonces hoy te podremos decir con todo el corazón: ¡Enhorabuena, Año nuevo, Vida nueva!. Bienvenido a la familia de Dios. ¡Feliz Navidad!.

JCM

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: